Soñar con tus propias piernas, es algo bueno, que se puede interpretar cómo que has vuelto a tener confianza en ti después de un golpe o revés. Es el momento de volver a tomar las riendas de tu vida. Si sueñas con las piernas de otra persona es una muestra de la admiración o afecto que sientes hacia la misma. Es posible que no reconozcas a la persona en el sueño, aunque algo del entorno o algún pequeño detalle que puedas apreciar te hará identificarla rápido.

Si te haces daño en una pierna, o directamente te sueñas con cierta cojera o bien con heridas en las mismas, significa que te falta un poco de estabilidad. Casi siempre el soñador tiene necesidad de más independencia de la que dispone en la actualidad, de ahí que su subconsciente represente esa carencia con magulladuras en las piernas o dificultad al andar.

Si en el sueño tienes una pata de madera (pata de palo) no es nada malo, al contrario de lo que mucha gente piensa. Es señal de que vuelves a estabilizarte. Estás recuperando el equilibrio que te faltaba en la vida. Posiblemente es por una nueva aparición de alguien nuevo (o alguien que recuperas de tu pasado).

El hecho de soñar que tienes una pierna más corta o más larga que la otra también se interpreta cómo una falta de equilibrio en tu vida real. Hay algo que falla en tu vida y deberías remediarlo si no quieres que el problema vaya a peor. Piensa si echas algo en falta o bien si te sobra algo que no te hace ningún bien.

Si una mujer (o chica joven) sueña que tiene mucho pelo en las piernas es algo muy significativo. Sientes que tienes una actitud muy dominante frente a los demás, deberías ser más flexible y comprensiva.

Si tienes más de dos piernas es señal de que intentas realizar demasiados objetivos a la vez. No te sientes capacitado para conseguir afrontarlos todos. Recuerda que quien mucho abarca poco aprieta.

Has soñado con piernas y quieres saber qué significa? Explícanos todo lo que recuerdes (incluidos los detalles) y te ayudaremos!