Normalmente, cuando en tu sueño aparecen unos zapatos con un cierto protagonismo, significa que, de algún modo, hacen referencia a tu forma de actuar en la vida.

Por ejemplo, si sueñas con que vas a la tienda a cambiar unos zapatos significa que tu enfoque de la vida está cambiando o está a punto de hacerlo.

Si en el sueño llevas unos zapatos muy viejos y gastados (es posible que incluso estén rotos) quiere decir que, gracias al sacrificio diario conseguirás éxito en lo que te propongas, normalmente en ámbito laboral. En cambio, si éstos están muy nuevos y relucientes significa lo contrario; aunque tienes mucha confianza en ti mismo, todavía necesitas algo de experiencia para empezar a conseguir beneficios en tu trabajo.

Soñar con perder los zapatos significa que no sabes muy bien quien eres, o bien que te encuentras en un momento en el que no deseas preocupaciones de ningún tipo.

Si durante el sueño te pruebas unos zapatos y no son tu talla significa que debes reestudiar tus metas u objetivos ya que posiblemente o no son realistas (son algo inalcanzable) o bien todo lo contrario, son demasiado fáciles de conseguir. Todo dependerá de si el zapato te va grande o pequeño.

Si sueñas con llevar deportivas en un evento lujoso, o bien llevar mocasines para jugar un partido de fútbol, significa que todavía no sabes muy bien cual es tu lugar, andas un poco perdido. Eso sucede siempre que sueñes con un zapato que no va acorde con la situación. Tienes que centrarte e iniciar un nuevo rumbo para intentar encarrilar tus objetivos.

Los zapatitos de un bebé en el sueño hacen referencia a los sentimientos más puros, cómo la ternura, la inocencia o la pureza.

Si durante el sueño te das cuenta de que no llevas zapatos, hay un problema de autoestima. Te valoras muy poco, tienes muy poca confianza en ti mismo.

Aparecen zapatos en tu sueño y quieres saber qué significan? Cuéntanoslo con todo detalle y te ayudaremos! 🙂