En sueños, las velas actúan cómo armas de doble filo ya que, al estar encendidas pueden reflejar algo tan positivo cómo la esperanza o la fortuna, pero si la encuentras apagada puede ser todo lo contrario. Decepciones, incumplimiento de objetivos, derrotas..

Un candelabro encendido (normalmente ilumina bastante) es una forma de hacer referencia a tu consciencia, experiencia y sabiduría. Puede tratarse de una señal de tu subconsciente para indicarte que en tu interior se encuentra la respuesta a un problema o complicación que tienes en la vida real.

Es muy frecuente soñar con intentar encender una vela pero no conseguirlo. Cómo mucho se enciende pero se apaga de nuevo al momento. Es un claro síntoma de dolor o sufrimiento del soñador. Alguna parte de tu vida no está funcionando cómo debería y eso de perturba. Te encuentras intranquilo, con mal estar y una fuerte preocupación.

Las velas rojas hacen referencia a las citas, al romanticismo, a la pasión. Puede que anheles un momento de intimidad con alguien especial, que estés enamorad@ o simplemente que se acerque algún tipo de encuentro (ya sea físico o amoroso).

Si la vela de tu sueño está encendida y se apaga con un golpe de aire es señal de que estás perdiendo una parte de ti. Puede ser una costumbre, una forma de pensar o un rasgo que te caracteriza. Asegúrate de que este cambio será positivo para ti.

Normalmente las velas actúan cómo complementos en los sueños y no tienden a adoptar un papel principal. Fíjate en su entorno para saber a qué puede referirse exactamente.

Has soñado con velas o candelabros y no entiendes el motivo? Explícanos todo lo que recuerdes para que podamos ayudarte!