Normalmente, los sueños en los que aparecen volcanes tienen un significado relacionado con alguna fuerza. Esta puede ser positiva o negativa, divina o destructiva. Todo dependerá de cómo suceda todo en el sueño.

Un volcán en erupción es fácilmente interpretado como un símbolo para un próximo estallido emocional violento

Ver un volcán en un sueño, indica que eres incapaz de controlar tus emociones, sobre todo si el volcán está en erupción. Literalmente estás a punto de estallar. El resultado puede ser perjudicial y dañino, especialmente para quienes te rodean, sobretodo familia y amigos.

Si el volcán está inactivo, entonces representa que el problema ha pasado y la calma volverá a tu vida.

Para una mujer joven, puede significar que su egoísmo y avaricia la llevarán a aventuras insospechadas, teniendo en cuenta la vertiente negativa de las mismas.

Estos sueños a menudo se manifiestan cuando la presión de un área de la vida en concreto choca con otra. Un ejemplo de ésto podría ser que los problemas de el trabajo y de la vida doméstica se te juntan y te provocan una sensación que te puede llegar a frustrar.

Si sueñas con un volcán del cual salen nubes de cenizas muy oscuras, significa que estás reprimiendo algo en tu interior que podría perjudicar tus relaciones. Puede hacer referencia tanto al tema amoroso, cómo a tus amistades o relaciones laborales. También suele significar que no estás contento con tu trabajo, no te sientes realizado.

A menudo, éstos sueños sugieren que una fuerza que se acumula en el inconsciente está a punto de arruinar tu camino en la vida consciente. Debes tener cuidado con las emociones que reprimes ya que podrían llegar a perjudicarte mucho.

Has soñado con un volcán y no sabes qué significa? Deja tu comentario y te ayudaremos a descubrirlo 🙂