Hay muchas formas distintas en las que puedes tener un sueño que mantenga algún tipo de relación con un aeropuerto, o en el que éste sea el protagonista. La forma más común en la que suele aparecer es soñando en un aeropuerto cómo tal, con mucha gente andando de un lado a otro, cargados con sus maletas. La simbología de éste aeropuerto onírico es tu anhelo de libertad, las ganas que tienes de hacer algo que realmente deseas. Tienes proyectos muy ambiciosos en mente que empezarán a funcionar en breve. Ha llegado el momento de desarrollarlos y dar un cambio a tu vida profesional (o personal en algunos casos). Esa necesidad que tenías de cambiar algo en tu vida, por fin va a cobrar valor. Ha llegado tu momento.

En tu sueño también puede aparecer un aeropuerto abandonado, viejo, prácticamente derruido y en el que, por supuesto, no hay nadie. Es un mal presagio referente a algún viaje que tenías planeado hacer. No debes preocuparte en exceso ya que no se refiere a un accidente, pero si a que ese viaje se puede anular definitivamente o posponerse por una buena temporada. Es muy importante que prestes atención a los anuncios que se hagan por la megafonía del mismo, ya que pueden indicarte exactamente qué le puede suceder a tu viaje.