Los sueños en los que aparecen tumbas o ataúdes suelen tener un significado fuertemente ligado con el concepto de muerte. No se refiere que una persona vaya a morir en un breve período de tiempo, sinó que más bien es una forma más gráfica de referirse al fin de algo. Por ejemplo, puede interpretarse cómo un cambio de mentalidad. Las ideas que tenías sobre algo concreto han muerto (de manera figurada) dejando paso a la nueva opinión que te has creado.

Si sueñas con una persona dentro de un ataúd (en un entierro por ejemplo) es porque posiblemente estás pasando por un momento de depresión. Tu subconsciente refleja esta depresión con la figura muerta y la tristeza en las caras de sus familiares. Fíjate bien en todo lo que rodea al cuerpo ya que te puede indicar las causas de ésta depresión y darte pistas de lo que podrías hacer para remediarla.

Soñar con uno mismo dentro de su tumba (ya sea vivo o muerto) suele significar que estás a punto de redescubrir algunos aspectos de tu carácter que ya habías olvidado. No tiene porqué tratarse de algo negativo, ya que en ocasiones simboliza puntos cómo la creatividad, que suelen permanecer ocultos durante mucho tiempo en algunas personas.

Si sueñas con una lápida o nicho que lleva tu nombre es indicativo de que se acerca un cambio muy importante en tu vida. Tu día a día no volverá a ser cómo antes. Cómo siempre, los detalles son de vital importancia para saber a qué se refiere el sueño en cuestión.

Un sueño muy recurrente es el de encontrarse uno mismo atrapado dentro de una tumba, sin poder salir. Es muy angustiante para el soñador  e indica un estado de represión emocional causado por algo de tu pasado que te impide actuar con toda la naturalidad que desearías.

Has soñado con tumbas o ataúdes y sigues sin saber qué significa? Explícanos todo lo que seas capaz de recordar (con todos los detalles que puedas) para que te ayudemos a descifrarlo.