Cuando en un sueño aparece un toro (o varios) éste suele significar algo relacionado con poder, fuerza (sobretodo de voluntad), tenacidad, tozudez (en el buen sentido), insistencia. El toro también denota fuerza física, mental o espiritual. En muchas ocasiones, esta fuerza suele reflejarse en la vida real cómo algo muy impulsivo. No se trata de algo que tienes planeado, sinó que aparece de golpe en tu persona. Ésta fuerza interior que en ocasiones es irreprimible puede estarte causando malestar y de ahí podría venir tu sueño.

Puede ser que se aproxime alguna complicación que vas a intentar combatir sin meditarlo lo más mínimo. Sencillamente luchando contra ella.

En otros casos, aunque no es tan común, el hecho de aparecer un toro bravo en tu sueño puede hacer referencia a algún deseo sexual reprimido, a las ganas que tienes de practicarlo.

Si en tu sueño ves a un toro en actitud muy agresiva, éste hará referencia a una frustración que tienes, algo que sientes que no puedes superar por mucho que te esfuerces, algo superior a ti.

Una mujer rodeada de toros significa que se aproxima una propuesta de matrimonio o de empezar una relación más seria.

Si has soñado con un toro muerto por causas naturales, puede ser que alguna de tus pasiones haya decaído últimamente. Algo que te gustaba hacer y con lo que disfrutabas ha dejado de ser tan apetecible para ti.

Soñar con que uno mismo está toreando suele representar los “ataques” que vas a recibir y a los que tendrás que enfrentarte. Normalmente suelen ser de carácter laboral.

Bañarse en sangre de toro quiere decir que anhelas la vida eterna, que te gustaría ser invencible, vivir toda la eternidad.

Has soñado con toros y quieres saber qué significa? Cuéntanoslo con detalles y te ayudaremos 🙂