El hecho de soñar con dar o recibir regalos, por regla general, es algo bonito, agradable para el soñador. Aunque, cómo siempre, puede haber excepciones (presentes de mal gusto, detalles no deseados..).

Si sueñas con dar un regalo a alguien cercano, puede reflejar cómo te planteas decirle algo que sabes que le va a doler. Tienes que “maquillarlo” de algún modo para que no le haga daño. Es frecuente, también, cuando te has sacrificado por alguien querido. Tu acto de generosidad es reflejado por tu subconsciente de ésta manera.

El hecho de soñarse uno mismo abriendo o desenvolviendo un regalo y encontrar algo desagradable en su interior significa que vas a tener una desilusión en breve, o algo que estabas convencido de que iría bien acabará saliendo mal para tus intereses. El regalo desagradable suele ser un animal muerto, por regla general.

Soñar con recibir un regalo que si que nos gusta se interpreta cómo un reconocimiento por algo que hemos hecho bien. Alguien te agradecerá lo que estás haciendo en su favor. Si el regalo que recibes es justo lo que quieres o necesitas es una clara señal de que esa persona te cuida, vela por tus intereses.

Si en tu sueño estás regalando algo muy caro a una persona quiere decir que estás haciendo un gran esfuerzo para su felicidad y te gustaría que lo valorara.

Si sueñas con un montón de regalos sin abrir (y no los abres) es un reflejo del potencial que tienes sin utilizar. Estás desaprovechando algunas facultades que tienes. Esfuérzate más y conseguirás objetivos que ahora te parecen inalcanzables.

Has soñado con regalos y quieres una interpretación? Deja un comentario con lo que recuerdes y te ayudaremos a descifrar su significado.