Normalmente, los sueños en los que aparecen estos fenómenos naturales no tienen un significado especialmente positivo. Lo más común es que hagan referencia a un estado de ánimo temporal. Tu subconsciente identifica la fuerza de un rayo o el ruido de un trueno con un sentimiento de ira por ejemplo. Algo que te ha pasado hace muy poco te ha hecho enfadar. Aún así, te sientes reprimido cómo para actuar en contra de lo que te ha dañado. Esa fuera reprimida es la que en tu sueño se identifica con el estruendo o la luz potente en el cielo.

Por supuesto, todo dependerá de la sensación que te deje después de despertarte. Por ejemplo, si únicamente has soñado con un rayo muy a lo lejos, en el cielo y no te provoca miedo ni nada (sólo que lo has visto, sin más) ejemplifica la inspiración que necesitas para conseguir solucionar un problema presente.

Soñar con truenos

Es el más representativo de la rabia, la ira que siente el soñador. Oir los truenos es cómo echar una mirada a tu interior, a tu estado anímico. De otro modo, es una forma de decirte que despiertes, que debes estar atento, prestar atención. Estás evitando un tema que al final te puede traer complicaciones.

Significado de los rayos en sueños

Ser alcanzado por un rayo se interpreta cómo un cambio radical en tu vida. Algún aspecto de tu vida (o varios) van a modificarse de manera permanente. También podría hacer referencia a una posible traición que la persona a la que cae el rayo va a sufrir. También existe un significado más sentimental sobre éste sueño. Puede interpretarse cómo la fuerza de los sentimientos que tienes hacia esa persona. Todo dependerá de la sensación con la que vivas el sueño.

Si el rayo cae encima de un animal, suele ser premonitorio de un éxito en el trabajo, al igual que si cae en el agua. En cambio, si cae encima de una casa puede interpretarse cómo el fin de una relación (de amistad, de cordialidad, amorosa..).

Has soñado con relámpagos, rayos o truenos y sigues sin saber su significado? Cuéntanos con todo detalle lo sucedido y te ayudaremos.