Por regla general, no es nada malo que en tu sueño aparezcan plumas, tengan o no un papel protagonista, eso si, su significado puede ser muy diferente dependiendo de lo que suceda con las mismas.

Las plumas, sobretodo cuando se encuentran flotando en el aire sin dirección aparente, se relacionan con la sensación de libertad, de hacer lo que te apetece sin depender de otras personas. También puede tratarse de una referencia a tu carácter despreocupado, incluso algo infantil. Es posible que sea algo general o únicamente una alusión a tu actitud en algún acontecimiento próximo.

Si entre tu y otra persona hay sólo una pluma, ésta representa el cariño entre ambos, puede que incluso el amor en el mejor de los casos.

Recibir plumas durante el sueño es una manera de hablar de dinero, de productividad. Obtendrás una recompensa por tu trabajo, posiblemente mayor de lo que esperabas.

Aún así, en casos muy concretos, soñar con plumas puede ser algo negativo. Esto sucede cuando identificas que las mismas son de pollo. Pueden simbolizar un pequeño problema, obstáculo o traba en tu camino hacia el triunfo personal. Por lo contrario, si las plumas son de águila, el éxito está al caer. Estás muy cerca de conseguir tus objetivos más cercanos. Vienen buenos tiempos.

Las plumas de pavo real, así cómo el hecho de lucir plumas a modo decorativo en el cuerpo, es la forma utilizada por tu subconsciente para reflejar una subida en la escala social. Te encuentras un peldaño más arriba que antes. Poco a poco estás consiguiendo ser respetado por más gente.

Has soñado con plumas y necesitas una interpretación un poco más ajustada? Deja tu comentario y explícanos lo que recuerdes!