Los sueños en los que aparecen plantas, arbustos, hierba, césped y demás, suelen ir muy directamente relacionados con el crecimiento personal, tu capacidad o potencial para conseguir alguna cosa, tu madurez, e incluso fertilidad.

Si dentro de tu casa o de alguna habitación cerrada hay un árbol o planta demasiado grande (no cabe dentro o no debería estar ahí) quiere decir que hay alguna cosa que te impide mejorar. Es una forma metafórica utilizada por tu subconsciente que representa cómo no te puedes “expandir” por culpa de las paredes o techos. No consigues llegar a tu máximo potencial, algo te está frustrando.

En muchos casos las plantas también hacen referencia a tus ganas de crecer, de emprender o de hacer más cosas. En caso de que éstas aparezcan pochas, muertas, podridas o negras, significa que estás perdiendo motivación, ganas de tomar tu propia iniciativa y luchar por tus objetivos.

Es muy frecuente que padres o madres que se encuentran separados de sus hijos sueñen con flores o plantas (normalmente cuidar o regar plantas). En éste caso concreto simbolizarán sus hijos y su anhelo de protegerlos, de seguir estando a su lado para lo que necesiten.

Si has vuelto a la ciudad recientemente después de un viaje por el campo, montaña o bosques, el sueño puede ser únicamente un recuerdo, o simbolizar cómo echas de menos la naturaleza que te rodeaba.

Has soñado con plantas y quieres que respondamos a tu caso concreto? Cuéntanos lo que recuerdes!