Tener un sueño en el que aparecen tus propios pies, suele ser una buena señal, siempre muy relacionada con la estabilidad, con tus raíces. También se asocia con ser realista o comprensivo. A nivel general, si sólo recuerdas tus pies, sin ninguna acción asociada a los mismos, es algo positivo, o cómo mucho, una recomendación para mejorar tu actitud en la vida. En algunos casos también pueden simbolizar la libertad, o el camino hacia tus objetivos. Es un sueño muy polivalente que dependerá, en gran parte, de lo que rodea a los mismos, así cómo de lo que pueda sucederles.

Si sueñas que te huelen mal los pies, significa que estás a punto de dar un paso en tu vida que te podría afectar negativamente. Si algún conocido te está oliendo los pies, significa que está muy pendiente de lo que haces, y es posible que sus intenciones no sean del todo buenas. Si eres tu quien huele los pies de otro, es señal de que estás siguiendo su camino, en vez del tuyo propio. Debes empezar a tomar tus decisiones para crear tu destino.

Si te haces daño en un pie (es muy frecuente que te cortes con cristales rotos) simboliza los obstáculos que te vas a encontrar en tu camino hacia tus objetivos o metas. Cuánto mayor sea el daño que tengas, más grandes serán las dificultades para conseguir lo que deseas. También puede significar que tu libertad se encuentra limitada por algo en concreto. Posiblemente descubrirás de que se trata siguiendo las pistas que aparezcan en tu sueño.

Soñar con la planta de tu propio pie suele significar que te consideras especial por algún motivo. El hecho de lavártelos, puede querer decir que otras personas te están adelantado a la hora de alcanzar una meta común. No te distraigas y sigue trabajando.

Has soñado con pies y quieres saber que significa? Explícanos todo lo que recuerdes y te daremos una interpretación.