En los sueños, las orejas son uno de los elementos más representativos que podemos encontrar. Es importante que, ara que su interpretación sea válida, tengan un papel protagonista durante el mismo.

Prácticamente siempre se asocia con una manera en que tu subconsciente te avisa que deberías hacer más caso a los consejos de los demás, ya que es posible que estés equivocado. Para saber exactamente a qué hace referencia tu error, deberás tener en cuenta todo lo que sucede con la oreja  o alrededor de la misma durante tu sueño. 

Si vas a empezar un nuevo trabajo, puede significar un miedo que tienes a hacer las cosas mal, a no aprender todo lo que se te requiera. Sabes que tendrás que prestar mucha atención para que no se te pase nada.

Si en tu sueño alguien que conoces (o que te recuerda a esa persona) te susurra cosas al oído, deberás tener en cuenta quien es esa persona y sobre qué tema te habla. Hará alusión a algún hecho de la vida real. Los consejos que te de esta persona serán muy importantes y positivos para ti. No los pases por alto. Si no consigues entender lo que te susurran o bien se trata de alguien con quien no tengas una buena relación, es posible que esa persona esté hablando mal de ti en tu ausencia. Si la oreja de tu sueño lleva un pendiente roto, significará exactamente lo mismo (sin necesidad de que haya nadie susurrando).

Si te estás limpiando las orejas (ya sea con un bastoncillo o con los propios dedos) quiere decir precisamente que no estás escuchando algún consejo valioso o alguna opinión con mucha razón sobre algo de lo que estás equivocado. No seas tan tozudo y haz más caso de lo que te digan las personas de tu entorno.

Si tienes las orejas raras o deformadas durante tu sueño, es señal de que se aproxima un engaño. En caso de que estén rojas, significará que vas a hacer algo de lo que te arrepentirás.

Has tenido un sueño en el que aparecen orejas y quieres una interpretación? Explica todo lo que consigas recordar para que te ayudemos.