En los sueños, los huevos suelen interpretarse de manera relacionada con la fertilidad, con un nacimiento (figurado) y con cambios de ciclo.

Si sueñas con un nido de aves con algunos huevos en su interior es una buena premonición de que se aproxima un aumento de riqueza de manera inesperada. Vas a recibir dinero con el que no contabas en un breve período de tiempo.

En cambio, soñar con unos huevos podridos (de color verdoso o negro, oscuros y con mal aspecto) significa todo lo contrario. Se aproximan pérdidas o gastos que no te esperabas. Algún contratiempo te hará perder dinero.

Si los huevos son de un color muy brillante, bonito, que llama la atención, es señal de que un acontecimiento importante está a punto de suceder. Este será muy positivo para ti y para los tuyos.

Si ves huevos que parecen normales pero, una vez abiertos, tienen muy mal aspecto (están en mal estado) significa que no todo es lo que parece, y algo que crees que va a ser bueno finalmente no lo será. Las cosas no saldrán tan bien cómo las habías planeado. No te fíes mucho de las apariencias e intenta ahondar más en los asuntos.

Soñar con huevos medio rotos, que parece que se van a acabar de romper en cualquier momento es la manera en que tu subconsciente te dice que te encuentras en un momento de fragilidad en tu vida. No estás todo lo estable que te gustaría sentimentalmente o bien en ámbito laboral.

Siempre que los huevos de tu sueño sean de pescado, significará que tiene relación con tu subconsciente. Es por ello que será muy importante que te fijes en todos los detalles que puedas, ya que harán referencia a algún aspecto de tu vida cotidiana.

Has soñado con huevos y quieres conocer su significado? Deja tu comentario con todo lo que recuerdes y te ayudaremos con la interpretación.