Aunque es un sueño que no deja a nada indiferente, los huesos, son mucho más frecuentes de lo que todo el mundo piensa. No tiene por qué ser un mal presagio, aunque normalmente no es un sueño demasiado agradable.

Si sueñas con huesos por regla general significa que has hecho últimamente un hallazgo sobre tu vida personal o la de otra persona. Para saber a quién hace referencia, deberás estar muy atento a todo lo que rodea la acción de tu sueño. Ten en cuenta que tu propio subconsciente te da pistas que transforma de manera muy gráfica. No aparece tal cual es el objeto o persona, sinó que más bien será algo que te recuerde a ellos.

Soñar con un perro que está mordiendo o lamiendo un hueso hace alusión a deseos primarios, posiblemente sexuales. Estás reprimido en algún aspecto de tu vida y empieza a preocuparte. Deseas poder actuar tal y cómo te gustaría, sentirte más libre.

Si te rompes un hueso durante el sueño (sobretodo si es de las piernas) hace referencia a alguna complicación hacia tus objetivos. Algún problema te dificultará las cosas, aunque no las hará imposibles. Sigue habiendo esperanza de éxito.

Según cómo te los encuentres colocados, los huesos pueden ser una forma de aviso de que alguien te está mintiendo o bien que te ha traicionado. También puede significar que existe un secreto en tu familia que estás cerca de conocer.

Si te encuentras rodeado de huesos puede tener dos posibles interpretaciones. Por un lado es una referencia a algún trauma de tu infancia, aunque, por otro, significa la imposibilidad de lograr una meta que te habías propuesto.

Si te encuentras con un esqueleto cerca tuyo, es posible que haya llegado el momento de abrirte a tus seres más cercanos. Cada vez les ocultas más cosas y posiblemente terminen por descubrirlo. No significa que tengas algún secreto vergonzoso o que sea negativo, simplemente que no les has contado toda la verdad.

Has soñado con huesos y quieres tener una interpretación? Cuéntanos todo lo que consigas recordar para que podamos ayudarte.