Cuando sueñas con un grifo, éste funciona cómo herramienta para controlar el agua, que en este caso es una metáfora de tus emociones creada por tu subconsciente. Si únicamente recuerdas haber visto el grifo, inmóvil, con un papel principal en el sueño, es una buena señal de que has aprendido a controlarte, a tener templanza.

El hecho de que caigan gotas de agua del grifo (no el agua a chorro) simboliza que la falta de control posiblemente es en el ámbito de pareja, en temas sexuales. También sucede cuando alguien muy cercano a ti está poco a poco cansándote interiormente, acabando con alguna faceta de tu personalidad.

El agua fría denota un pasotismo en tu vida real. Te preocupas poco por algunas cosas que tienen importancia.

Por contra, si del grifo sale agua muy caliente significa que te preocupas en exceso, o bien que tienes demasiado carácter y a veces te cuesta mantenerte tranquilo.

El hecho de salir un chorro de agua muy fuerte es una referencia al anhelo de dejar salir algunas emociones reprimidas en tu interior. Mostrar a los demás todo tu ser, que te conozcan tal y como tu eres.

Si giras la rueda pero no sale agua, puede significar que sientes que no puedes hacer nada por alguien que te necesita, que no te ves capacitado para poder ayudar. Por otro lado, también puede representar el cansancio que tienes con respecto a algún tema o actitud.

Has soñado con grifos y no sabes su significado? Deja un comentario con todo lo que recuerdes y te ayudaremos!