Los sueños en los que aparece la fruta de una forma más o menos protagonista suelen ir relacionados con los excesos. Los más típicos son la avaricia y abundancia económica y la lujuria. Aunque estos son los significados más frecuentes de éste sueño, para interpretarlo es importante fijarse en todos los detalles.

Soñar con fruta de color verde, se relaciona con el trabajo que no ha dado su recompensa o las prisas. Es posible que hayas querido correr demasiado a la hora de alcanzar un objetivo y, aunque te has esforzado mucho, va a tener un resultado más negativo de lo que esperabas.

Si sueñas que comes fruta podrida o en mal estado se interpreta cómo que has dejado escapar una oportunidad de crecimiento personal o laboral. También puede tratarse de un recuerdo de una relación de amor antigua que terminó antes de tiempo.

Tu subconsciente cera imágenes en forma de fruta muy verde o madura en exceso para determinar si has corrido demasiado o si has dejado pasar mucho más tiempo del que deberías.

Una fruta madura también se asocia con la fertilidad, la capacidad de dar a luz así cómo el deseo de tener hijos. Si sueñas con fruta madura por primera vez, posiblemente sea un aviso de tu cuerpo de que ya estás preparada para ser madre (o padre).

Algunas piezas de fruta (en el contexto idóneo) también van ligadas con la sexualidad, el deseo de obtener placer. Algunas de las frutas más recurrentes son las fresas o las uvas cerca de una cama o sofá.

Si estás pasando por una mala etapa, de depresión o tristeza, es posible que aparezca en tus sueños fruta oscurecida, casi negra.

Los frutos secos se asocian a la vejez y a la infertilidad, aunque en ocasiones pueden hacer un guiño a la experiencia.

Has soñado con fruta y te gustaría una interpretación más personalizada? Escribe un comentario con lo que recuerdes para que nos sea más fácil ayudarte!