En los sueños, el elefante es un animal que suele interpretarse con algo relacionado con tu yo más racional. Normalmente las personas que sueñan con éstos animales lo hacen porque inconscientemente se han dado cuenta de que deberían ser más pacientes con los demás, más comprensivos cuando son otros los que cometen errores.

Si en tu sueño aparece un elefante blanco, es un buen presagio, fuertemente ligado con la realeza. Es posible que económicamente mejore bastante tu situación en breve. 

En algunos casos el elefante también puede significar problemas. Si le temes durante el sueño (tienes miedo) será una señal de que hay algún problema que se acerca y que te aterroriza tener que afrontar. También puede ser recurrente en casos de presentaciones en público por estudios o trabajo.

En cambio, si estás montado al elefante, y tu lo controlas, lo mismo sucederá con la complicación que se aproxima. Vas a saber sobrellevarla sin problemas y seguir adelante cómo si nada hubiera pasado.

Para las personas que viven en los Estados Unidos, el elefante puede representar al partido republicano, por lo que es un sueño muy frecuente en época de elecciones (o de algún hecho destacable en política) que no quiere decir nada más que por algún motivo piensas en ellos. Puede ser de manera positiva o negativa. En estos casos, el elefante suele ir muy decorado, todo vestido de manera vistosa.

Cuando durante el sueño tu mismo sientes que eres el elefante, es señal de que tienes algo que compartir con los demás, sabes algo y deberías darlo a conocer.

El colmillo de marfil del elefante, brillante, poderoso, suele ir relacionado con el deseo sexual del soñador o soñadora.

Has tenido un sueño en el que aparecen elefantes y todavía no sabes qué significa? Deja un comentario con todos los detalles que recuerdes y te ayudaremos en su interpretación.