Sin duda nos encontramos ante uno de los sueños más espirituales que existen. Soñar con dios se interpreta cómo tu forma de sentir la religión, tu adoración real por el mismo. También suele hacer referencia a tu manera de ver la perfección, todo lo que asocies con dios en el sueño será muy bueno para ti, casi perfecto.

Tu subconsciente te muestra de ésta forma tan gráfica la admiración que sientes hacia alguien o algo, considerándolo casi divino. También puedes asociar con dios algo que consideres que está fuera de tu alcance, que no puedes conseguir.

Si sueñas que tu mismo eres un dios se puede interpretar de dos formas diferentes:

  • Puede ser un sentimiento de superioridad hacia los demás. Te crees mucho mejor que los otros en algún aspecto concreto de tu día a día. Suele hacer referencia a habilidades deportivas o laborales.
  • También puede mostrar que tienes algún talento que las personas de tu entorno desconocen y que crees que les podría asombrar o llamar la atención. Deseas poder demostrar lo que sabes hacer a los demás.

Cuando sueñas con dios hablando contigo, significa que, por algún motivo, tienes un sentimiento de culpa por algo que has hecho (o que has omitido hacer) últimamente. Crees que deberías ser castigado por ello, o que no mereces algo que has recibido de manera poco lícita.

Si sueñas con que estás rezando o intentando comunicarte con dios es porque te arrepientes de alguna cosa y buscas el perdón.

En otros casos, soñar con dios no es más que la propia voluntad de intentar alcanzar la perfección, de mejorar día a día con la finalidad de conseguir ser alguien mejor.

Has soñado con Dios y quieres saber qué significa? Deja un comentario con todo lo que recuerdes y te ayudaremos con su interpretación.