Es frecuente relacionar los pisos o casas que aparecen en tus sueños con algunos aspectos internos de tu persona. De tal modo, por ejemplo, el sótano o párking se asocia a tu parte más subconsciente, mientras que lo que sería la buhardilla o el ático simboliza el intelecto.

Si en tu sueño aparece una casa muy nueva, a estrenar, significa que estás en un proceso de cambio en tu vida real. Que sea para bien o para mal dependerá de la impresión que te de esa casa comparándola con tu domicilio actual.

En cambio, una casa muy antigua, vieja, con polvo y suciedad, es un guiño de tu subconsciente a tus viejas costumbres, antiguas creencias o formas de actuar que tenías en el pasado. En caso de que sea tu casa actual envejecida, puede interpretarse cómo que necesitas un cambio en tu vigilia. Hay algunas cosas que ya no están bien tal y cómo las venías haciendo o pensando y tienes que hacer modificaciones.

Si la casa de tu sueño está abandonada, es una manera de decir que has dejado atrás una etapa, una era. Empiezan nuevos tiempos para ti. Es momento de cambiar la forma de hacer las cosas.

Si tu casa se está inundando por dentro, posiblemente quiera decir que hay una explosión de emociones por algo que te está sucediendo. Te sientes incluso abrumado.

Una vivienda muy desordenada se asocia con un caos en tu mente. Tienes que ordenar tus ideas para aclararte y hacer tu vida un poco más fácil.

Soñar con una casa encantada significa que por algún motivo te sientes reprimido a la hora de actuar cómo te gustaría o mostrarte ante los demás tal y cómo eres.

Si durante el sueño tu casa acaba partida, significa que te sientes atacado o agredido por otra persona. En algunos casos concretos puede hacer referencia a una situación o incluso a tu trabajo.

Has soñado con casas y quieres una interpretación? Explícanos todo lo que seas capaz de recordar y te diremos su significado.