En sueños, cuando te encuentras con un camino o sendero, éste suele ser una metáfora de la dirección a seguir, del curso de la vida. Es fácil pues, interpretar éste tipo de sueños en función de lo que suceda, de tal forma que:

    • Soñar con estar en una bifurcación de caminos y no saber cuál elegir significa precisamente eso, que dudas entre 2 posibles “salidas” en la vida real. En muchas ocasiones, si miras al final de cada uno de los dos caminos uno de ellos aparece florido, con aspecto paradisíaco, mientras que el otro es mucho más tétrico y oscuro. Se trata de una ayuda de tu subconsciente para tomar la decisión más favorable para tus intereses.
    • Un camino lleno de piedras, incluso verjas o rejas, paredes o muros, simboliza las dificultades que puedes encontrar en el recorrido hacia tus objetivos. Es importante ver si en el sueño consigues llegar al final o alguno de los problemas te imposibilita el paso.
    • Si sueñas que estás en un camino muy abierto, significa que tienes las cosas muy claras. Sabes lo que quieres e irás a por ello.
    • Si te sucede algo malo en medio del camino se trata de un aviso. Sabes que no vas bien y que eso te puede afectar de forma negativa. Replantéate tus metas y la forma de llegar a ellas.
    • En caso de que se trate de una carretera, el significado es prácticamente el mismo, a excepción de que te encuentres en un coche conducido por otra persona. En éste caso significa que esa persona está influyendo mucho en tu vida, llegando incluso a modificar tu “camino”.

Has soñado con caminos y quieres saber su significado? Cuéntanoslo todo!