La arena es un elemento que puede ser de vital importancia a la hora de interpretar un sueño. Es difícil encontrar un significado a la arena por si sola, aunque si te puede dar una orientación sobre qué trata el sueño en cuestión.

El hecho de ver arena, sobretodo si el viento la arrastra, se relaciona con un cambio de opinión o de manera de actuar. Algo que pensabas que era de una forma ha dejado de serlo para ti.

Si sueñas con arena mojada significa que actualmente no te encuentras en un momento estable de tu vida, necesitas reencontrar tu equilibrio para sentirte del todo bien.

Tormenta de arena:

Te sientes atrapado por algún tema que te preocupa. El tiempo se te echa encima y se te está acabando el tiempo para reaccionar. En tu vida real estás pasando por un momento bastante agobiante.

Arenas movedizas:

Un sueño que denota una inestabilidad total en tu vida de vigilia. Si sigues así no conseguirás nada positivo.

Castillo de arena:

Aunque tienes mucha confianza en tus capacidades, de la forma que estás actuando no conseguirás alcanzar el éxito. Las cosas no se consiguen de un día para otro, deberás trabajar más.

Reloj de arena:

Es la forma en que tu subconsciente quiere representar el tiempo. Según la velocidad de caída de la arena sabrás si estás en un momento en el que puedes disfrutar de lo que sucede con total tranquilidad o si casi no dispones de tiempo ya que tienes un exceso de prisa.

También es importante tener en cuenta de qué tipo de arena se trata, si es del desierto, de la playa… En caso de soñar con arena de la playa, es un buen augurio de que se acercan tiempos plácidos para ti. Viene una época de calma. Si sueñas con las típicas dunas de arena del desierto, en cambio, significa que no estás haciendo las cosas bien, te estás complicando demasiado en algunos asuntos fáciles de resolver.

Aparece arena en tu sueño y no sabes su significado? Deja un comentario si necesitas una interpretación o bien si te gustaría compartirlo con los demás.