Si sueñas con que estás en medio de un laberinto, claramente hace referencia a que sabes que existen varios obstáculos o problemas que debes solucionar para continuar acercándote a tus objetivos. Todo dependerá de si consigues, o no, salir del laberinto durante el sueño.

Si te encuentras en el laberinto para intentar salir, significa que, al menos, tienes intención de solucionar esos problemas o obstáculos que mencionábamos.

Si encuentras la salida del mismo querrá decir que tienes la capacidad necesaria para superar  las adversidades que se te han presentado. Puede que, en vez de salir directamente, encuentres una llave. En cambio, si te quedas encerrado en el mismo posiblemente te quedarás estancado sin conseguir la solución apropiada, a no ser que algún amigo o conocido actúe a modo de guía o mapa y te aconseje a la hora de tomar las decisiones importantes.

El laberinto suele relacionarse directamente con la situación laboral del soñador, aunque es posible que haga referencia a otros ámbitos de importancia para su vida. En algunos casos, también es frecuente que los problemas a solucionar sean de pareja, o, incluso, de salud. Un laberinto que va oscureciendo es una enfermedad o problema de salud que se acerca.

Si, a medida que buscas la salida te cruzas con niños corriendo, tus problemas van para largo. No será cuestión de un día para otro que consigas arreglarlos.

No todos los laberintos son malos. Un laberinto floral, luminoso, y verde significa que se acercan cambios inesperados que serán muy positivos para ti, posiblemente en tema de negocios.