Soñar con techos o tejados

5 4722

Soñar que te encuentras encima de un edificio o de una casa (en su tejado) suele relacionarse con un cambio de perspectiva, una manera global de ver las cosas, una visión general. Se interpreta de éste modo debido a las vistas que tienes desde el mismo. Suele tratarse de una forma más objetiva de ver las cosas.


Si has tenido éste sueño, plantéate si tus últimos juicios o valoraciones han sido los correctos, o si te has dejado llevar por prejuicios o sentimientos.

Otro significado de éste sueño, posiblemente el segundo más común es el éxito. Encontrarse en lo más alto en cuanto a tus metas se refiere. Parece que no tienes límite por el momento. Las cosas van incluso mejor de lo esperado.

Para saber cuál de las 2 interpretaciones es la correcta para tu sueño debes tener en cuenta, sobretodo, a qué das más prioridad durante el mismo:

  • Si te da la sensación de que lo importante es el paisaje, las vistas, y lo que rodea al personaje principal (que sueles ser tu), se trata de un sueño creado por tu subconsciente y referente a una valoración equívoca.
  • En cambio, si tu eres el centro, se tratará de la versión onírica del éxito.

Una versión negativa de éste sueño podría ser que se derrumba el techo de una casa. Es frecuente en personas que se han planteado unos objetivos para los que, de momento, no están capacitados todavía.

Un techo con humedades o goteras simboliza las malas compañías así cómo las distracciones que te impiden exprimir al máximo tu potencial.

Has soñado con techos o tejados y quieres saber su significado exacto? Cuéntanos lo que recuerdes!

 

cargando...

5 COMENTARIOS

  1. Estaba viendo el vuelo de una ave rapaz muy grande y majestuosa sobre los tejados de la ciudad junto a una multitud entusiasmada, pero en pleno vuelo se enredó en unos alambres y éstos prendieron fuego, ante la mirada horrorizada de los presentes y la impotencia de ver como el ave moría quemada.

  2. yo soñé que estaba acostada en mi cama y avía goteras por los filos del techo y llega un primo mío y da un puñete en el techo y se rompe mi casa es en estilo anti y y por eso me enojo con el porq rompe todo el techo y Sa veían huecos y las tejas y empiezo a ver como puedo arreglar el techo.

  3. Soñe que estaba como en una terraza, desde allí divisaba todo el paisaje, pero lo que mas curiosidad me causo, fueron una bailarinas de ballet, practicando sobre el tejado contiguo, ademas ahí estaba su instructora, hubo un momento en que una de ellas no siguió el ritmo y yo se lo decía a su profesora ella le corrigió de inmediato; luego me vi sobre el tejado, caminando y mirando, luego me ingrese a la casa porque empezaba a llover suavemente… (alguien me acompañaba durante el sueño y escuchaba su voz y platicaba con él, pero no se quien sea )

  4. Buenas, empiezo: estoy en el interior de un pajar, exactamente en El Segundo pisó, donde hay una gran obertura, se tienen buenas vistas desde allí, veo una cuerda grande, larga, y fuerte sujeta a una polea, voy hacer algo en una mesa que hay, y veo un sobre de los de correo, no tiene nada escrito pero si es de un bulto considerable, ni lo toco, mirando al frente hay una escalera de madera, con formas redondeadas y perfecto estado, llega en altura hasta la planta que estoy yo. Derempente me llama la atención un ruido, asomándome por aquella obertura, o ” ventana” del pajar, veo correr dos perros negros, de cabello negro, no ladran solo corren, con la intención de meterse en el granero, mi reacion y sin miedo es agarrar aquella cuerda y descender hasta llegar al suelo y cerrar la puerta de aquella granja, lo consigo y vuelvo a subir, miro por la ventana, y miro, todo el alrededor son campos verdes, árboles pájaros tranquilidad, más al darme la vuelta, uno de los perros estaba dentro, intentado subir por aquella escalera, de echo iba por el tercer peldaño, algo había escondido, debajo de aquel montón de paja, un ser, no lo llegue a ver, más si recuerdo decirle que empujara aquella escalera, viendo que dicho perro estaba llegando al piso, agarre la cuerda y subí al tejado este era grande, de madera en perfecto estado, miro las vistas mientras trato de ver al otro perro ,no lo veo. Me asomo por el canto del tejado, y ahí está ese can asomado mirándome, no siento miedo, solo que tengo que irme, hago un nudo en el extremo de la cuerda, y la hago correr por aquella polea hasta quedar fijada,Desciendo por ella hasta llegar a la altura del can, su mirada es fija, penetrante, está inmóvil, yo estoy segura de mí y desciendo hasta llegar al suelo, y me voy mirando un poco hacia atrás. Gracias

Cuéntanos tu sueño